Un imprescindible «Fulgor y muerte de las Cajas de Ahorros», de Emilio Tortosa


“A los miles de personas desahuciadas, a las personas estafadas con las preferentes, a las familias que no llegan a final de mes, a los millones de jóvenes combatientes en precariedad laboral, a las personas excluidas financieramente”.

“A Merche Fraguas Solé ‘in memoriam’, y a todas las personas de las cajas que a lo largo de una historia de casi 180 años han trabajado para hacer felices a las personas”.

Estos son parte de los agradecimientos con los que empieza Fulgor y muerte de las cajas de ahorros, el último y esperado libro de Emilio Tortosa, quien fuera director general de Bancaja desde 1989 hasta 1998. Mucho dice de quién es Emilio y de lo que se va a leer, que inicie estos agradecimientos hacia la que fue su secretaria, Merche, lamentablemente desaparecida hace apenas unos meses.

Un hombre ante todo honrado, al que se debe gran parte de ese fulgor de las cajas de ahorros. Pues sí, un día causaron “esplendor y brillantez”, generaron  riqueza, hicieron accesible el crédito a las familias y empresarios más humildes, generaron una obra social y cultural que dio pie a muchos proyectos.

Cuando las cosas se echan a perder se nos olvida siempre que hubo una parte buena. Sólo nos quedamos con lo malo, y con la idea de que deben desaparecer. Nos pasó con las cajas de ahorros, y asistimos impasibles a su caída, a su “muerte”. Nos puede pasar, y nos pasa, con la educación, con la sanidad. La antítesis del no funcionar no puede ser el desaparecer. ¿No debe haber un justo medio, que diría Aristóteles? ¿No podemos/debemos poner en la balanza lo ganado y lo perdido?

“A los miles de personas desahuciadas, a las personas estafadas con las preferentes, a las familias que nos llegan a final de mes”, sigue Tortosa en su primera página del libro. Consciente, demasiado consciente diría yo, y movido por el dolor del daño que la mala gestión en los últimos años de las cajas ha hecho y sigue haciendo a tantas y tantas personas.

Artículo completo en Compromiso Empresarial

Publicado por Carmen Martí

Apasionada de la comunicación social y la responsabilidad social.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: