Medir el impacto sí, pero sin perder el norte


Lo que no son cuentas son cuentos. Durante tiempo esta frase nos ha obsesionado sobre todo a las organizaciones sociales, pero también a empresas preocupadas por su impacto social. Medir, medir, medir, esa era la obsesión. Lo que no se puede medir no se puede mejorar. Esta es otra de esas frases de recurso fácilSigue leyendo «Medir el impacto sí, pero sin perder el norte»