Ser Responsable

…Y no morir en el intento


Deja un comentario

“One point” para el Director General de RSE


Yellow_smiley

El pasado 3 de junio la Asociación Forética reunió a más de 300 profesionales y expertos en responsabilidad social en un doble evento. Por primera vez juntaban el CSR Europe y el Marketplace, dos eventos de referencia en España. Una decisión muy acertada sobre todo para los que venimos de fuera, y sin lugar a dudas para minimizar el impacto medioambiental del evento juntando ambos en el mismo día. Así que en primer lugar “One Point” para Forética, por una organización espectacular como siempre.

Cómo no podía ser de otra manera, el evento se abrió con la intervención de Miguel Ángel García, Director de Trabajo Autónomo, Economía Social y Responsabilidad Social. Como máximo representante institucional de la RSE el discurso de Miguel Ángel debe ser cuidado. Sabéis que en otras ocasiones he sido muy crítica con sus palabras, pero es de justicia reconocer que en esta ocasión el Director General estuvo muy correcto en su discurso, preciso, y explicativo, recogiendo las críticas que servidora y otros expertos de la RSE le hemos hecho en el pasado, y ofreciendo feedback y explicaciones concretas a temas controvertidos como las cláusulas sociales y la unidad de mercado, o la responsabilidad de la administración pública ante el pago a proveedores.

Así el Director General pidió que no fuera malinterpretado al decir que la primera responsabilidad de la administración es pagar a sus proveedores, y de ahí las políticas urgentes que están llevando a cabo para regularizar su situación para poder ser “ejemplares”, pero no con esto están afirmando que esto sea RSE, como en otras ocasiones “podíamos” haber entendido. Servidora así lo entendió. Y se agradece enormemente el esfuerzo del Director de contestar a nuestras críticas.

la foto

También destacó el papel del Gobierno a través de este Plan Nacional de RSE como articulador de las distintas iniciativas locales en RSE, iniciativas como las cláusulas sociales, “un marco común que permita armonizar las distintas actuaciones que se están desarrollando en España” y “mantener la unidad de mercado”, pero no se declaró tan reticente ante estas iniciativas de manera como en anteriores ocasiones pudiera parecer, ya fuera por una cuestión del tiempo, de condensar información o de lo que fuera.

Al César lo que es el de César, como grupo de interés afectado por las declaraciones y decisiones de la Dirección General de RSE me sentí escuchada y agradecí enormemente las aclaraciones pertinentes. Así que un punto a favor por Miguel Ángel en escucha activa y atención a los canales menos habituales de comunicación, ya que muchas de estas críticas se hicieron a través de Twitter y blogs personales.

El Plan Nacional de RSE ¿evoluciona?

Sigue leyendo

Anuncios


Deja un comentario

“España es un buen alumno de la RSE”


Fonseca2Así lo cree Francisco Fonseca, representante de España en la Comisión Europea, quien participó en el Curso de Verano “El papel de las administraciones en la Responsabilidad Social Empresarial”, que tuvo lugar a principios de mes en la UIMP de Santander. Fonseca fue el encargado de transmitir el norte marcado por la Comisión Europea dentro de la estrategia marcada para 2011-2014.

El ponente destacó que la “aproximación de la Comisión Europea a estos temas es muy pragmática, siendo muy conscientes de que no podemos introducir nuevas exigencias a las empresas más que las estrictamente necesarias”.  La Comisión debía actualizar todo lo que se había hecho desde 2001 en materia de RSE, no sólo en Europa, sino también a nivel internacional, a la luz sobre todo de cómo ha evolucionado en los últimos 10 años. Y a partir de ahí ha elaborado un Plan de acción “que deja enorme responsabilidad a las empresas. Una opción deliberada, porque pensamos que todos los estándares ya desarrollados (OIT, OCDE, ONU) ya dan las directrices necesarias para desarrollar la RSE según los diferentes contextos de cada país”. “En este sentido no hay nada nuevo bajo el sol, pero lo importante es ser capaces de establecer el núcleo duro que sea aceptado por todas las empresas”, resaltaba.

Fonseca destacó también que desde Europa se tiene muy presente la “gran diferencia entre las empresas internacionalizadas y cómo aplicar la RSE a las pyme, en las que tiene que mantenerse de una manera informal e intuitiva”. “La RSE no puede ser una fuente de complicación administrativa suplementaria, mucho menos para las pyme”.

En cuanto a los ejes principales de la agenda 2011-2014 desde la Comisión Europea Fonseca destacó ocho:

Sigue leyendo


4 comentarios

Pagar a los proveedores ¿responsabilidad social?


“El Plan de Pago a Proveedores es la primera acción de RSE de esta legislatura”, algo que el Gobierno Central considera como dentro de la promoción de “una actuación ejemplar”. Así de contundente se mostró el Director General de Economía Social, Trabajo Autónomo y Responsabilidad Social, Miguel Ángel García Martín (@MA_GarciaMartin ), en su participación en el Curso de Verano “El papel de las administraciones en la Responsabilidad Social Empresarial”, que tuvo lugar la semana pasada en la UIMP de Santander, organizado por la Fundación Fondo Cantabria Coopera y el Gobierno de Cantabria.

Además de pagar a los proveedores, desde el Ministerio de Empleo, al que pertenece esta Dirección General, insisten en la estrategia de emprendimiento y empleo juvenil como eje principal de la RSE apoyada desde el Gobierno Central. “Los ciudadanos consideran que el principal impacto positivo de las empresas en la sociedad es la creación de empleo, según datos del último Eurobarómetro. Estas encuestas dan la agenda de en lo que tenemos que seguir trabajando en RSE. Y esta es la razón también de la ubicación de la Dirección General de RSE en el Ministerio de Empleo”, justificaba García Martín.

 

Clausulas Sociales

Otros de los aspectos en los que el Director General se mostró cautelar es en el tema de las Cláusulas Sociales:  No hay un fallo de mercado que justifique la intervención pública de manera directa mucho más allá del fomento y la difusión de la RSE.  Una sobre-regulación puede da lugar a espacios no deseados como la ruptura de nuestra unidad de mercado”. García puso como ejemplo la proliferación de sellos locales que calificó como “barreras para que otras empresas que no disponen de ese sello local no puedan competir en el mercado global”.

Sigue leyendo


5 comentarios

La Administración Pública tiene que dar ejemplo en materia de Responsabilidad Social


Preparando mi intervención en el Curso de Verano “El papel de las administraciones en la Responsabilidad Social Empresarial”, que tuvo lugar la semana pasada en la UIMP de Santander, me sentía ¡“atrapada en el tiempo”, como en aquella película de “El día de la marmota”! No podía quitarme la melodía que sonaba cada día al dar las 6 de la mañana “Baby, I got you baby”.

Y es que en materia de políticas públicas estatales apenas hemos avanzado nada en los últimos 6 años. Todo el análisis necesario para ello lo encontramos ya en los documentos publicados entre 2002 y 2006 por el Foro de Expertos y la Subcomisión Parlamentaria de RSE y en los últimos documentos de 2011 publicados por el Consejo Estatal de RSE (CERSE).

Sin embargo, en el lado positivo de la balanza hay acciones muy destacables llevadas a cabo sobre todo por Gobiernos locales. Es el caso de Extremadura, que publica este año la segunda edición de la 1ª Memoria de RSE Gubernamental en España, y que acudieron al congreso a explicar su Plan Estratégico de RSE y las acciones que están desarrollando bajo el mismo. Otras comunidades que están trabajando de manera intensa en esta materia son Galicia, Aragón y Cataluña.

En el Gobierno Central tenemos acciones puntuales muy interesantes, como el Ministerio de Defensa, el único que ha publicado una Memoria de RSE, y que tiene en su web un apartado visible dedicado a esta cuestión ( no ocurre lo mismo ni siquiera en el Ministerio de Empleo, al que pertenece la Dirección General de RSE), además de otro apartado de medioambiente y un Observatorio de Igualdad. Pero esto no debería ser la excepción sino la norma en todos los Ministerios. No debería sorprendernos, y hoy todavía nos sorprende y lo alabamos como buena práctica.

Con tanto por hacer, ¿por dónde empezar? Ésta no puede ser una cuestión que nos bloquee y no nos permita avanzar en este camino. Por si sirven, ahí van mis cinco recomendaciones básicas que pueden ser un buen punto de partida.

Sigue leyendo